jueves, 29 de abril de 2010

Opina un POLITICO sobre el BIENESTAR ANIMAL


DIA DEL ANIMAL

Recordamos en este 29 de abril a quienes San Francisco de Asís llamaba nuestros hermanos menores: los animales.

Esos que en forma pionera buscó proteger del maltrato quien fundó la primera Sociedad Protectora de Animales del país y falleció un 29 de abril de 1926, el Dr. Ignacio Lucas Albarracín, en cuyo honor se celebra esta fecha.

A él le preocupó proteger legalmente a los animales del maltrato y logró así una ley, aún vigente, que castiga –o debería hacerlo- esa actitud del hombre.

Hoy nuestra sociedad le debe a ese instrumento legal una necesaria actualización, yendo aún más allá, buscando no solo evitar que se los dañe sino controlar y auditar todas las formas posibles de su uso por los individuos y las instituciones, ya que su sensibilidad, legalmente reconocida en muchos países en la figura de sus “cinco necesidades”, así lo requiere.

Tampoco podemos olvidar el drama de los animales que sufren deambulando con frío, heridas no curadas o muriendo sin atención luego de ser atropellados.

Nuestra responsabilidad debe enfocarse a concientizar a nuestra gente para que cuidemos y nos hagamos cargo de nuestras mascotas, lo cual pasa por no permitir, a través de la castración o el cuidado especial, que resulten preñadas las hembras sin saber cómo vamos a cuidar, darles de comer y vivir junto a los cachorros.

Como político que quiere La Matanza y a su gente, quiero hacer un llamado a que las personas no descarguen su propia responsabilidad en el Estado, que tiene bastantes cuestiones que resolver respecto de las personas y que asuman su propio rol en esta lucha a favor de nuestros animales, ya sea respecto de las propias mascotas o ayudando a las organizaciones que se ocupan de esta cruzada.

Es por eso que mi compromiso político es ser parte activa en una administración para La Matanza con una gestión eficiente –que administre los recursos para su gente- y que una educación adecuada sea una parte activa para que los animales tengan el necesario respeto a sus necesidades indispensables.

En ese contexto los invito a celebrar con nosotros el Día del Animal, confiando en que desde La Matanza se inicie un movimiento en el Gran Buenos Aires en pro del Bienestar Animal, como se ha iniciado recientemente en la ciudad de San Carlos de Bariloche, defendiendo con claridad este concepto

Por ello, les proponemos que nos acompañen reconociendo a los animales como SERES SENSIBLES, y tengamos en cuenta

  • su capacidad de sufrir
  • sus necesidades, que debe respetar y procurar el hombre
  • la necesidad de erradicar la crueldad para con ellos.

Nuestro objetivo es, pensando en el bienestar del hombre,

  • tratar a los animales de modo tal que su uso sea ético y sustentable,
  • que sean parte de sistemas productivos que dejen de ser "explotaciones ganaderas" y se apliquen las Buenas Prácticas Pecuarias,
  • si su rol es acompañar al hombre lo sea como un compañero sensible y no una fría propiedad;
  • si nos entretiene su observación, que sea en recintos donde su ambiente esté enriquecido adecuadamente,
  • si forma parte de investigaciones médicas, que estén autorizadas y auditadas por comités de cuidado y uso que respeten el mandato mundial de las “3R” refinando las técnicas con las que se trabaja en ellos, reduciendo su número y reemplazándolos por simulaciones u otros sistemas biológicos no animales,
  • y que nunca una idea sobre las tradiciones o la enseñanza sea una excusa para aceptar o tolerar su sufrimiento.

El tema animal es muy complejo, pero consideramos que se debe manejar científicamente sin caer en fobias ni utilitarismos vacíos de contenido ético.

Confiamos en que los verdaderos responsables científicos de mantener la salud, único y verdadero paradigma del bienestar animal, asuman su total responsabilidad en este desafío.

Si hay un animal sano, cerca hubo, hay, habrá o deberá haber un médico veterinario que es o será responsable de ello.


En ellos confiamos para este cotidiano desafío.


Sus pacientes, nuestros animales, la sociedad, así lo desean.

Miguel SAREDI

Presidente

Fundación Pampa Sur

Se ha producido un error en este gadget.

Buscar este blog